La peraltada de Mansell

Luis Manuel "Chacho" López nos habla esta semana en su columna OnTrack de esa curva del Autódromo Hermanos Rodríguez y la polémica que despertó el homenaje al piloto británico.

Me comentan algunos amigos aficionados que han sentido molestia al saber que la curva peraltada del Autódromo Hermanos Rodríguez ha cambiado de nombre para rendir homenaje a Nigel Mansell, y debo confesar que, al menos de inicio, hemos compartido el sentimiento.

Principalmente por razones emocionales ya que con esa curva nuestra pista de carreras tuvo uno de los más desafiantes trazados del mundo, muy apegado al estilo de Monza es cierto, pero con personalidad única.

Nuestro autódromo en la ciudad de México tuvo en la peraltada un sello distintivo bajo el cual se escribieron historias de gloria y tragedia, ingredientes perfectos para su consagración.

Otro tipo de entusiastas se han manifestado emocionados al saber que este tributo se entrega al último ganador del GP de México en 1992, pero sobre todo, al creador de una de las maniobras más taquilleras de la década de los años noventa en la Fórmula 1: el rebase por fuera, Ferrari sobre McLaren, por el segundo lugar del GP de México de 1990 en las vueltas finales.

Ya con el reposo de las horas, me parece justa la nominación en honor de Mansell y su maniobra a ojos cerrados sobre Berger, porque prefiero recordar la peraltada ligada a esos momentos emocionantes que, por ejemplo, amarrada al triste día en que ahí mismo se mató Ricardo Rodríguez.

El nuevo trazo el autódromo le concede a la región de la perltada, el uso de la mitad de la trayectoria original ya que ahí es donde desembocará la salida del Foro, otro de los temas que causó inflamación entre los más puristas del medio racing mexicano.

Sin embargo, la antigua zona de escape para esa curva, que ya era muy pequeña y grandemente insegura para las condiciones de los años ochenta, (de eso dio cuenta el mismo Ayrton Senna al volcar su McLaren a sólo unos metros de la barda) hacía impensable utilizarla con la Fórmula 1 de nuestros días.

La vida como la conocimos en el AHR cambiará por completo con esta nueva era del Gran Premio de México, no hay duda. Ahora apelará a un posicionamiento global por la jerarquía de las series que competirán aquí , por la calidad de sus instalaciones, en fin… tendremos un nuevo autódromo que se resiste a abandonar su legado histórico.

Una duda es la que me queda: ¿Conectará igual con la afición? Al tiempo… 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de México
Pista Autodromo Hermanos Rodriguez
Pilotos Nigel Mansell
Tipo de artículo Artículo especial