Jules Bianchi, el hombre que caminaba a Ferrari

El piloto francés sonaba para ocupar un asiento en Ferrari en el mediano plazo.

La vida de Jules Bianchi se apagó a las 25 años. El piloto francés luchó durante nueve meses, sin embargo, las consecuencias del accidente acontecido en el Gran Premio de Japón 2014 resultaron mortales, cortando así el futuro de un joven piloto, un prospecto que prometía estar abordo de un auto del Cavallino Rampante.

Si bien la última imagen que la mayoría de la gente tiene de él fue el fuerte impacto contra una grúa en el circuito de Suzuka, la carrera del francés originario de Niza debe ser recordada por los momentos de gloria y por su valor en las pistas.  

Si hoy en día Manor está en la parrilla de Fórmula Uno es, en gran parte, debido a lo hecho por el francés, quien con su noveno lugar en el Gran Premio de Mónaco 2014 sumó, no solo los primeros y únicos puntos de este equipo, sino que además les permitió acceder a los premios económicos que otorga la Formula One Management y que se traducen en varios millones de euros, presupuesto con el cual pudieron arrancar la temporada 2015. 

Jules Bianchi compitió en dos temporadas en la Fórmula Uno, ambas con el equipo Marussia y, a pesar de los recursos limitados de la escuadra, únicamente abandonó en cinco competencia de 34 carreras disputadas, un hecho del cual ponía atención Ferrari, los verdaderos dueños de su futuro al ser parte de la Ferrari Driver Academy. De hecho, el rumor en el paddock durante la temporada 2014 es que en un mediano plazo estaría con la casa de Maranello, sustituyendo a Kimi Räikkönen. 

Un hombre de campeonatos

Jules Bianchi estaba llamado a la Fórmula Uno desde 2007, cuando en su primera temporada dentro de una serie de monoplazas logró el campeonato de la Fórmula Renault 2.0 Francesa con cinco victorias e igual número de poles. 

Su talento fue tan contundente que el equipo ART Grand Prix de Nicolas Todt lo fichó en 2008 para competir en la reñida Fórmula 3 Euroseries. No decepcionó y en su primera temporada finalizó tercero, para un año después llevarse el cetro con nueve victorias en 20 carreras, en una campaña donde tenía como coequiperos a Valtteri Bottas y al mexicano Esteban Gutiérrez. 

El paso lógico era la GP2 Series, la antesala de la Fórmula Uno, una categoría donde no resultó tan sencillo brillar, pero tampoco pasó desapercibido obteniendo el tercer puesto con la escuadra ART Grand Prix, siendo el mejor novato en una campaña en que los latinoamericanos Pastor Maldonado y Sergio Pérez, ambos con experiencia previa, lucharon la corona. 

Con esos antecedentes, 2011 parecía el año en que sería monarca y el gran final para ascender a la Fórmula Uno, pero ART Grand Prix no estuvo a la altura quedando en una tercera posición. Aún así, su nombre ya estaba en las listas de los equipos de Fórmula Uno, por lo que para 2012 Force India lo fichó como piloto de pruebas, temporada en la que combinó su participación en la World Series by Renault, llevándose el subcampeonato. 

Su gran oportunidad llegó en 2013 con Marussia. Sí, era un equipo modesto, pero era estar en la Fórmula Uno y trabajando para el desarrollo de Ferrari. Desde ahí construiría su futuro y su ascenso a los equipos de media tabla para después tomar el sueño de manejar para uno de los grandes, una meta que se vio cortada con su partida. 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Jules Bianchi
Equipos Marussia
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas bianchi, bio, live, suzuka