Honda descarta un acuerdo de motores con Toro Rosso

Honda ha desechado darle motores al equipo Toro Rosso para la próxima temporada, haciendo aún más complicada la situación de impulsores para Red Bull.

Después de que Christian Horner, jefe de Red Bull, admitiera días atrás que ambos equipos de la compañía se encontraban en una situación crítica en cuanto a sus unidades de potencia para el año que viene, había habido rumores recientemente indicando que Honda podría ser una posibilidad.

Si el fabricante japonés aprobaba un plan para proveer a Toro Rosso con motores cliente para 2016, eso hubiera ayudado a convencer a Ferrari para llegar a un acuerdo con Red Bull, ya que solamente debía darle motores a un solo equipo.

Por el momento, Ferrari se muestra reacio a ofrecer a Red Bull y Toro Rosso solamente motores de 2015 actualizados porque es demasiado tarde para entregarles impulsores de 2016.

Honda dice que no

Si bien un acuerdo de Honda con Toro Rosso hubiera sido la solución más lógica, la compañía japonesa insiste en que por ahora no hay cambio de planes para expandirse más allá de su arreglo exclusivo con McLaren.

Yasuhisa Arai, jefe deportivo de Honda, ya dijo repetidamente que no habrá acuerdos extra antes de 2017.

Un vocero de Honda ha confirmado que la posición no ha cambiado, a pesar de la creciente desesperación de Red Bull para encontrar una solución a su conflicto.

"Como Arai ha dicho, Honda no tiene planes para proveer a un segundo equipo el año que viene, y eso no ha cambiado", dicen en Honda.

"Como Honda siempre ha indicado desde su regreso a la Fórmula 1, estamos abiertos a sumar equipos adicionales en el futuro cercano.

"Sin embargo, el calendario 2015 se encuentra muy avanzado para tomar esas decisiones y es poco probable que estemos dando motores a otros equipos para la temporada 2016.

"La combinación de una nueva unidad de potencia y un nuevo chasis requerirá de un trabajo de desarrollo extra de parte de ambas partes".

¿El reglamento entra en juego?

La insistencia de parte de Honda de que no ofrecerá motores cliente para el año que viene deja a Red Bull con la necesidad de finalizar un acuerdo con Ferrari o se arriesga a no correr en la F1 el año que viene.

La posibilidad de un cambio de opinión de último minuto de parte de Mercedes quedó desechada luego de que el fabricante alemán hiciera oficial un acuerdo con Manor.

Red Bull ha insistido en que no aceptará motores que no sean los últimos desarrollados el año que viene, y en teoría, su única opción para obligar a Ferarri ahora podría llegar a través del reglamento.

El equipo austriaco podría bloquear un cambio a las reglas que permitirían el uso de motores antiguos, asegurando así tener únicamente los mismos impulsores que use Ferrari.

Por el momento, una revisión al Artículo 28.5 del Reglamento Deportivo de la F1 propuesta por la Comisión de la F1 indica: "Únicamente unidades de potencia que sean idénticas a las unidades de potencia que han sido homologadas por la FIA en conformidad con el Apéndice 4 de este reglamento pueden ser utilizadas en un Evento durante las temporadas de 2016 a 2020".

A menos que exista un acuerdo unánime para el cambio, significa que Ferrari solamente tendría permitido entregar unidades de potencia que sean idénticas a las de su equipo, sin poder ofrecer motores antiguos.

Red Bull también podría bloquear un cambio, apoyado por Ferrari, para permitir desarrollo en los motores dentro de la temporada el año que viene ahora que las reglas han sido modificadas para colocar al 28 de febrero como fecha para la homologación.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Scuderia Toro Rosso , Red Bull Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora