Hamilton y Rosberg: dos eternos rivales

La controversia entre los dos pilotos de Mercedes luego del GP de China sólo es uno más de los capítulos de la intensa rivalidad que Lewis y Nico han protagonizados desde sus primeros años en el automovilismo

 La discusión presentada en la conferencia de prensa posterior al Gran Premio de China entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg, es sólo un nuevo capítulo de la intensa relación que desde hace años  viven los actuales pilotos de la escudería Mercedes.

 "Me interesa escuchar de él el que piense que sólo piensa en él y en su carrera, aunque eso comprometa mi carrera. Condujo más despacio al comienzo del stint y Vettel se acercó mucho a mí”, acusó Rosberg luego de la tercer fecha del calendario de la Fórmula 1.

"No es mi trabajo mirar la carrera de Rosberg. Mi trabajo es trabajar en el coche y llevarlo de vuelta al garaje lo más rápido posible. Eso hice. No fui lento de forma intencionada. Estaba centrado en mi objetivo. Si Nico me quería adelantar quizá debió intentarlo, pero no lo hizo", respondió Hamilton.

El intercambio de opiniones se unió a los altercados que ya durante la temporada pasada vivieron en la disputa del campeonato, pero que inicia muchos años antes, prácticamente desde que ambos se internaron en el automovilismo.

COMPITIERON EN TODO

En el verano de 2000, en Parma, Italia, Hamilton y Rosberg estaban sentados en una pizzería. Eran compañeros del equipo MBM en el campeonato de Fórmula A de karting.

El mesonero trajo dos pizzas, luego regreso con otra dos para los jóvenes pilotos. Se miraron a los ojos y comenzaron a comer, cada vez más rápido, zampándose la comida.

“De niño no me gustaba la pizza, pero recuerdo salir a cenar con Lewis y Nico”, contó el expiloto de F1 polaco Robert Kubica. “Ellos competían incluso para comer las pizzas, tragando de a dos a la vez”.

“Siempre hubo una competencia. Siempre querían ganar, vencer al otro. No peleaban y era una lucha amistosa. Siempre hubo risas al final”.

“Nos divertimos mucho. Éramos amigos y fue lindo. Éramos niños normales y tengo buenos recuerdos de haber crecido con ellos”, dijo el piloto polaco.

Rosberg y Hamilton tuvieron que compartir muchas veces la habitación, que se convertía generalmente en un ring de lucha. “Fue tan competitivo entre nosotros”, contó Rosberg durante el pasado Gran Premio de Brasil. “Es igual ahora”.

Dino Chiesa, jefe del equipo de ambos, comentó en entrevista con la BBC como “muchas veces me llamaron de recepción sobre un problema en la habitación (de los chicos). Podía ser el ruido o podía ser que habían roto algo. Nunca querían dormir, por lo que siempre estaban cansados en la mañana siguiente“.

“A ambos les gustaba mucho el helado, en particular el de vainilla. A la noche siempre les gustaba comer helado, por lo que tenía que buscarles helado por todas partes para tenerlos contentos. Eran tan solo unos niños”.

Si había un receso entre las carreras, la competencia no se detenía. Aparecía el ping-pong, el fútbol en el parque, los videojuegos e incluso el monociclo.

“Tal vez la primera señal que hubo de una verdadera competencia fue cuando Nico montaba un monociclo a todas partes”, reconoció Hamilton.

“Pensé que tenía que aprender a montar monociclos y ser mejor que él. Dediqué todo el tiempo que tenía fuera del circuito a aprender a montar el monociclo”.

Rosberg agregó que “Cada año hay momentos o cosas que surgen y que te hacen recordar con una sonrisa que fue exactamente a como fue hace 15 años”.

Por su parte, Hamilton ha dicho: “Nico y yo podemos contar nuestros amigos con una mano. Nico no entra entre mis cinco amigos y yo no entro dentro de los de él”.

 “Nico es calmado y educado”, describe Chiesa. “Es menos infantil ya que se trata del único hijo de la familia. Lewis es más fuerte. Le gusta jugar más, pelear más, hacer más bromas”.

“Hablábamos de lo genial que sería, un día, estar junto en F1, de lo fabuloso que sería ser compañeros. Lo dijimos varias veces”, recordó Hamilton.

“No puedo recordar si en ese momento lo creía. Nico solía decir ‘cuando esté en F1′, en cambio para mí era más ‘si algún día estoy en F1′. Porque obviamente el papá de Nico fue piloto de F1 y él siempre supo que llegaría”.

EL PRIMER PODIO JUNTOS

El primer podio juntos en F1, ocurrió en Australia en 2008.

En marzo de 2008, en el primer Gran Premio de la temporada en Australia, Hamilton consiguió la victoria con McLaren, mientras Rosberg logró un meritorio tercer lugar para Williams. Fue la primera vez que los amigos subían al podio juntos como pilotos de F1.

“Media hora después de la carrera Lewis me llamó para decirme ‘¿Viste la carrera? Finalmente estamos en un podio juntos’, dijo un emocionado Chiesa.

“Fue algo especial para mí, haber tenido una llamada de Lewis. Nico también lo hizo, pero yo hablo con él de forma más frecuente”

El exjefe de ambos recuerda que “a veces ellos peleaban. Creo que en ese momento Lewis tenía más talento que Nico. Al final de la carrera era Lewis el que generalmente terminaba ganador. Si no ganaba estaba adelante con Nico”.

“Podías decir que era más fácil para Lewis alcanzar el límite, frenar más tarde, tener más velocidad en las curvas, hacer las mejores maniobras para adelantar. Simplemente tenía más talento. Nico fue inteligente en entender la situación y aprender de Lewis”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de China
Pista Shanghai International Circuit
Pilotos Lewis Hamilton , Nico Rosberg , Robert Kubica
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas hamilton, mercedes, rosberg