Hamilton se siente orgulloso de igualar a Senna

El piloto británico destacó que era un sueño poder alcanzar los números del tricampeón brasileño y por ahora no desea pensar en la marca de Michael Schumacher.

Lewis Hamilton siente un descanso al haber igualado la marca de su ídolo, el brasileño Ayrton Senna, consiguiendo su tercer campeonato del mundo tras obtener la victoria en el Gran Premio de los Estados Unidos disputado este domingo, mérito suficiente para además colocarse como el tercer máximo ganador de todos los tiempos de la categoría desplazando a Sebastian Vettel, al llegar a 43 triunfos. 

"Para mí, siempre fue conseguir los tres títulos que Ayrton tenía. Él no era de mi mismo país, pero de chico me inspiró. Por ahora no sé lo que haré a continuación", indicó Hamilton durante la conferencia de prensa al tiempo que en su espalda descansaba una bandera de la Gran Bretaña. 

Sus primeras palabras tras obtener el tercer campeonato fueron difíciles de conectar. Por momentos parecía no poder hilarlas, pero con la mentalidad que este año demostró, salió del trance para explicar sus sentimientos. 

"Es abrumador. Recuerdo mi primer campeonato británico donde mi papá y yo fuimos a casa cantando y, es una locura pensar que soy campeón de la Fórmula Uno por tercera ocasión. Esto se lo debo a mi papá y a mi familia que sacrificó mucho para que yo estuviera aquí", agregó el ahora tricampeón. 

Una carrera complicada

Por unos minutos, Lewis Hamilton parecía que tendría que esperar hasta el Gran Premio de México de la próxima semana para obtener el campeonato, pero la situación se revirtió a mitad de competencia, aunque el inglés reconoció que la primera parte fue complicada ante los ataques de Nico Rosberg y Daniel Ricciardo.

"Hubo momentos en los que pensé que se había perdido la carrera, pero nunca pensé que no podía hacerlo. Luego presionamos y presionamos. Nico ha hecho una gran carrera, fantástica. 

"Las últimas 10 a 15 vueltas fueron difíciles, fueron extraordinarias también. Al inicio estaba muy estrecho con Nico, pero no fue intencional. Tocamos y el se fue de largo y cayó al cuarto lugar", explicó Hamilton respecto a las primeras vueltas en las que arrebató por primera ocasión el liderato a Rosberg. 

Pero el ahora tricampeón durante las últimas vueltas vivió un momento mental complicado al pasar tantas cosas por su cabeza. 

"Durante las últimas vueltas, detrás del Safety Car, sabía que el campeonato del mundo estaba ahí y pensaba ¿cómo voy a conseguirlo? Sabía que estaba tan cerca y podía olerlo, así que empujé. Me quedé con las ganas de tener una pelea con Nico. 

"Es muy extraño estar sentado aquí, porque ni siquiera es el final de la temporada y no puedo creer lo bien que este año ha ido y lo increíble que el equipo ha estado. Me siento increíblemente agradecido, pero a la vez humilde y emocionado". 

Familia exitosa 

Pero Lewis Hamilton destacó que él no es el único que ha resaltado en su familia y recordó la forma en que su padre lo ayudó para alcanzar su éxitos en la máxima categoría del automovilismo. 

"Yo no soy el único con grandes éxitos en la familia. Mi papá vino de la nada y él no quería que sus hijos lucharan como él lo hizo", indicó el integrante de Mercedes. 

Pero el británico también destacó lo que ha logrado su hermano. "Mi hermano menor fue uno de los primeros con discapacidad en estar en un coche de carreras y eso es motivador e inspirador. Él no quiere nada de mi éxito, él quiere hacer sus propias cosas y eso inspira a niños pequeños". 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Estados Unidos
Sub-evento Carrera domingo
Pista Circuito de las Americas
Pilotos Lewis Hamilton
Equipos Mercedes
Tipo de artículo Noticias de última hora