Entrevista a Terry Fullerton

Nick DeGroot tuvo la oportunidad de hablar con el compañero preferido de Ayrton Senna: la leyenda del karting, Terry Fullerton

Cuando a Ayrton Senna se le preguntó por quién fue el piloto ante quien mayor satisfacción le dio correr, él no nombró a Prost, Mansell, Schumacher, Patrese, Berger, Piquet o cualquier otra estrella de la Fórmula Uno; nombró a Terry Fullerton. 

Motorsport.com tuvo la suerte de conseguir una entrevista con este hombre. Para quienes no lo conozcan, aquí hay un poco de historia. Fullerton fue un corredor inglés que ganó el campeonato mundial de karting en 1973 y, según Ayrton Senna, se convirtió en su más formidable oponente. 

Conociendo a Senna

¿Cómo Senna y Fullerton se conocieron? Era el año 1978. Senna se convirtió en su compañero de equipo para la escuadra de fábrica de DAP, con sede en Italia. No pasó mucho tiempo para que Terry percibiera que su compañero de 17 años tenía un carácter único a su alrededor.

"La primera vez que lo conocí, yo tenía 25 años, él tenía 17 años", dijo Fullerton a Motorsport.com. "Él se presentó en la fábrica de DAP en 1978. Estábamos preparando el equipo para ir a una prueba para el Campeonato del Mundo, probablemente dos o tres semanas antes de que la carrera. Él no era más que un chico joven;. 17 años de edad, bastante delgado, un niño casi. Fue bastante intenso. Se notaba que había una intensidad en él. Él estaba trabajando lejos, ayudando a sus mecánicos. Realmente parecía un buen chico. Él estaba muy concentrado en lo que estaba a punto de hacer.

"Fuimos la prueba en un lugar llamado Parma, en Italia, que estaba a unas 50 millas de la fábrica de DAP. Él era muy muy rápido desde el primer día. Así que de inmediato nos dimos cuenta de que teníamos un conductor dotado"

Senna no era perfecto. "Él no nació como un piloto completo. Aprendió a ser uno y fue su determinación y su obsesión de verdad, lo que lo impulsaba en el aprendizaje de más cosas". Sólo después de tres años de competir en Europa, Senna aprendió a conseguir la velocidad pura y controlarla. A la edad de 17 años, Senna mostraba su capacidad innata para los coches de carreras y su implacable determinación para llegar a la cima. 

"Tras tres años en Europa, él había mejorado y se había desarrollado en más de una forma y era un piloto más completo. Él no era simplemente talento bruto. Él pensaba y se planificaba mejor...Fue más allá del nivel racional".

Un ejemplo de lo mucho que la experiencia y la lógica habría ayudado a Senna en sus años de juventud se resume en esta historia apasionante cuando Ayrton empujó más allá del límite en una pista italiana en 1979.

"Cerca del final de la prueba, la pista era complicada. Si querías ser rápido, había que ajustar el coche. Había que ir más amplio sobre la parte trasera sólo para mantener el coche en el suelo porque parecía que íbamos en dos rueda, no había mucho agarre. Me detuve y ajustaron mi kart para poder ir más amplio, pero en el de Senna no lo hicieron.

"Él estaba tratando de poner un tiempo antes de la calificación. Trató de dar una vuelta a gran velocidad. Él quedó en dos ruedas pero después el kart no despegó, tendría que haber levantado un poco y después aterrizar, pero no lo hizo. Estaba tan concentrado de ser lo más rápido posible. El kart se fue a la derecha, contra una valla, él impactó primero y después el coche. Íbamos a una velocidad entre 110 o 130 km/h, así que era un choque inusual. Un choque de verdad". 

"Fue más allá del nivel de ser racional", explicó Terry a Motorsport.com "Fue un accidente terrible. Salté la valla y corrí hacia él. Sus ojos daban un aspecto de miedo. Yo lo tranquilicé, le dije que respirara y él comenzó a respirar hasta dentro de 10 o 12 segundos después. Una vez que lo pudo hacer se levantó y dijo que estaba bien. Eso pudo haber terminado en un muy mal accidente". 

Pero mientras Fullerton recordaba eso, también contó de su batalla más satisfactoria con Ayrton Senna. 

"Hubo una gran carrera en Italia, la Copa de Campeones (en 1980). Todo se redujo a la última vuelta de la última carrera. Le pasé y gané, entonces yo iba a ganar el campeonato. Me las arreglé para pasarlo con un movimiento agresivo por lo que gané la carrera. Eso fue muy satisfactorio, mi carrera más satisfactoria". 

La difícil relación como compañeros de equipo

Al ser compañeros de equipo y feroces rivales, era importante saber la relación personal que los dos tenían. Al parecer, su relación tenía un poco de la rivalidad que el brasileño sostuvo ante Alain Prost y en ocasiones también era amable. 

"Durante el primer año y la mayor parte del segundo año fue una relación amistosa. Pero luego se convirtió en un poco más intensa. Se convirtió en un poco más distante, en menos amable, menos amistosa. Me vio como un competidor más, en alguien que estaba bastante desesperado en superar y que estaba luchando para hacerlo. El trato entre nosotros se hizo más distante". 

De hecho, Fullerton recordó lo sucedido un día después de la Copa de Campeones de 1980. "Desde mi punto de vista fue un rebase justo. Fue difícil, porque él estaba defendiéndose duro, por lo que yo debía ser un poco fuerte. Yo no perforé la parte trasera de su kart ni nada. Yo lo pasé bien en lo que a mi respecta. Tocamos y yo gané la carrera. 

"Así que al día siguiente, en la piscina del hotel, yo estaba jugando un poco con mi mecánico. Obviamente, yo estaba muy feliz y contento con mi carrera del día anterior y él era todo lo contrario. Estaba sentado allí, mirándome, y yo no prestaba mucha atención realmente. Él no estaba muy feliz y cuando menos me di cuenta él dio un salto sobre mí y me empujó en la piscina, yo estaba completamente vestido. Cuando salí a la superficie lo escuché reír sarcásticamente y alejarse". 

"Yo estaba muy sorprendido," añadió Fullerton. "Yo no sabía de qué diablos se trataba. Era, obviamente, en su mente, una especie de venganza por lo que había sucedido el día anterior."

"Se adaptaba rápidamente a las condiciones"

Todo el mundo es consciente de que Ayrton Senna desafiaba la lógica, y esto lo convirtió en el ícono que es hoy. Sin embargo, la Fórmula Uno no era el único lugar donde hacía cosas extraordinarias con un coche. 

"Yo recuerdo una carrera en Suiza", Fullerton apuntó a Motorsport.com. "Estábamos con los neumáticos lisos. Sólo él y yo estábamos en posición de ganar esa carrera, fue una gran competencia. En un instante comenzó a llover y estábamos con los slicks. Me quedé muy impresionado de lo rápido que pudo sentir el nivel de adherencia y sacarle el 100 por ciento.

"Yo estaba detrás de él en ese momento y era competitivo mientras no llovía. Cuando comenzó a llover todo fue diferente. Se adaptó rápidamente a las condiciones de una forma en que nunca le he visto a nadie más". 

¿Y el salto a Fórmula Uno?

Siendo tan bueno Terry Fullerton, surge la duda de por qué nunca dar el salto a la Fórmula Uno. 

"Era estúpido, era una locura. Todos estaban cayendo como moscas...Era el deporte más peligroso del mundo en ese momento. A finales de los años 60, principios de los 70, fue un deporte letal. Yo estaba teniendo un buen momento en karts. Yo era un profesional y me pagaban, disfrutaba mucho de mi vida". 

Los aspectos familiares tocaron la decisión de Fullerton. "Mi hermano murió en una carrera de motos. Mis padres me habrían odiado si hubiera tratado de pasar a los coches, así que habría vivido con miedo cada vez que me metía en el coche. Cuando gané el campeonato del mundo en 1973, los cinco años anteriores, hubo un promedio de tres o cuatro pilotos muertos en la Fórmula Uno por año. No era solo tener un fuerte accidente, sino en realidad morir. Había, algo así, como una posibilidad de dos a tres de morir en un coche de Fórmula Uno". 

Su razonamiento es ciertamente comprensible, pero con lo talentoso que era, existe la duda si se lamentó de su decisión. 

"Hay veces", admitió." Siempre, cuando miro hacia atrás y pienso en por qué tomé la decisión de no tratar de pasar a los coches, no puedo decir que mi pensamiento era el equivocado, incluso cuando pienso en ello ahora. 

"De la única cosa que realmente tengo remordimientos es que de la mayoría de los chicos contra los que competí hicieron su fortuna y tienen mucho dinero. Yo no, todavía tengo que trabajar. Yo no soy un hombre rico en lo absoluto. Tomé una decisión y realmente no me arrepiento". 

"¿Quién sabe lo que hubiera pasado si lo hubiera hecho. Hay una muy buena posibilidad de que yo no estaría aquí. Tengo una hija de nueve años de edad. Tengo una vida que me gusta. Tengo una esposa encantadora ".

"Ninguno tan formidable como Senna"

Al nunca dejar los karts, Terry tuvo la suerte de competir contra muchos otros pilotos que después pasaron a estar en la Fórmula Uno y se convirtieron en estrellas. ¿Alguna vez conoció a alguien que sentía fuera tan formidable como Senna? Lo más cercano a ello fue Nigel Mansell, campeón de la Fórmula Uno en 1992 y Riccardo Patrese. 

"Ninguno de ellos era tan formidable como Senna," Fullerton aclaró.

"Corrí contra Nigel Mansell cuando era mucho más joven, competí contra él durante tres años en Inglaterra. Él tenía sus altibajos en las categorías inferiores, pero estaba muy decidido a tener éxito y, finalmente lo hizo. En realidad tuvo que vender su casa para conseguir el dinero y seguir compitiendo. Llegó a lo más alto al final. Él era otro que era muy especial". 

Mas tarde, explicó que como asesor de algunos pilotos conoció otros con mucho talento, pero ninguno al nivel de Ayrton Senna, dentro del listado hay nombres como Allan McNish, Dan Wheldon, Anthony Davidson o Paul di Resta. 

"Todos los pilotos son diferentes, tienen sus idiosincrasias. Él (Senna) tenía sus debilidades y sus fortalezas".

"Realmente no puedo comparar a nadie con él en ese sentido...Lo que hizo la diferencia fue la inteligencia, la estrategia y la planificación Eso es lo que hizo la diferencia;.. no sólo su velocidad alrededor de la pista".

Las palabras de Senna

Fullerton cree que Senna lo eligió como su mejor rival debido al hecho de que era un piloto completo cuando ambos corrían el uno contra el otro, y algo en lo que Senna se esforzó en conseguir era en igualar al británico. 

Fullerton se emocionó cuando Senna lo nombró como su oponente más satisfactorio. "Yo estaba impresionado con la manera en que lo dijo porque él reflexionaba sobre ello, pensó muy claramente, y luego poco a poco dio su respuesta. No se precipitó en nada. Fue muy calculado. Yo estaba encantado de que él dijo mi nombre, ya que era una especie de reconocimiento de mis habilidades y mi capacidad, así que fue genial ".

"Quedo impresionado por mí, porque en ese momento, yo era un piloto profesional completo, probablemente era el mejor kartista pagado en el mundo. Yo estaba probablemente en la mente de la mayoría de la gente, en el mundo del karting, era el piloto número uno del momento". 

"Yo era más rápido que él. Yo estaba usando una lógica aprendida de la experiencia y, obviamente, mi propia habilidad. Cuando combinas eso, es mejor que la velocidad bruta. Él estaba muy impresionando con eso y creo que él comenzó a aprender del enfoque racing, ser más metódico y más lógico en las decisiones. Creo que me gané su respeto", concluyó Fullerton.

"Fue una gran shock"

La muerte de Senna le fue informada a Fullerton cuando él regresaba de estar en Francia, donde entrenaba a algunos chicos de un equipo inglés. "En el barco, alguien me dijo que se había enterado de que Senna había muerto. No hablaba bien inglés así que casi todo fue a señas. Inmediatamente me llamó mi hermano por teléfono y pensó que yo iba a estar en casa viendo el gran premio. Me di cuenta de que algo grave había sucedido porque él estaba llorando". 

"Fue un gran shock. Una muy mala noticia, triste"

Para Terry, la carrera de Senna fue cortada antes de poder culminar más éxitos.

"Es difícil de decir, pero siempre y cuando tuviera el equipo correcto, habría ganado muchos más, pero no creo que los necesitara, él ya había demostrado que era un piloto fenomenal". 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos McLaren F1
Tipo de artículo Entrevista