El GP de Malasia, en cuatro apuntes

Luis Manuel López nos acerca su análisis de la segunda fecha de la Fórmula 1 disputada en el Sepang International Circuit.

POR: Luis Manuel "Chacho" López

"FERRARÍSIMO"

Con estos resultados, la Scuderia le viene muy bien a la Fórmula 1, porque su filosofía de triunfo se había diluido peligrosamente. Fueron 34 carreras sin victoria desde el gran GP de España que conquistó Alonso en 2013, y en ese espacio cupieron los despidos del propio piloto asturiano, de Massa, Stefano Domenicalli y hasta Luca de Montezemolo. De ese tamaño era el problema.

La solución, al mando de Maurizio Arrivabene, también tiene mucha potencia y la muestra es la rápida reacción colectiva sobre los puntos débiles, la autoridad de Vettel para ejecutar un triunfo impecable, con autoridad, y en la cara de Mercedes pero además, un carrerón extraordinario de Raikkonen. Trabajo fantástico, pero...

¿Esto es definitivo? No, aún no, pero es lo mejor que podía pasar.

¿DEBILIDAD?

Esta carrera la perdió Mercedes gracias a que en Sepang se enfrentó la peor condición de neumáticos del año. Mucha temperatura, alta degradación, poca estabilidad térmica, etcétera.
Hamilton y Rosberg, cuando fueron apremiados en tráfico pasaban a los demás casi saludando a la tribuna. La brecha sigue siendo muy grande ya que el balance del paquete de Mercedes es muy superior, pero le tocó trabajar bajo presión de Ferrari, indiscutible, en su peor momento posible.
Estas condiciones no se repetirán, al menos fácilmente, en lo que resta de la temporada por lo que tenemos que seguir contando con el poderío de las flechas plateadas.

PRESIÓN

Apenas dos carreras, pero es evidente que el peor auto motorizado por Meredes es Force India. Ni Checo, ni Hulkenberg disponen de un coche con prestaciones para capitalizar la potencia y confiabilidad de la planta de poder. Y eso cobra una cuota: ambos pilotos se vieron presionados y sobremanejando.
Cuando ves que, por más que hagas, llegan a pasarte autos que no deberían hacerlo, aparecen los errores. Con el alemán y el mexicano vinieron los contactos y las penalizaciones.

Hay un desbalance clarísimo en el auto, deben trabajar en ello, pero en la gira asiática no se pueden esperar los mejores resultados para una escudería con presupuesto limitado. La responsabilidad ahora está en el trabajo mental de los pilotos.

DUELOS

La anchura del circuito en Kuala Lumpur nos regaló momentos muy buenos de acción rueda a rueda como los de Sáinz-Verstappen, quien tuvo un fin de semana muy sobresaliente, otro más con los dos hombres de Williams, donde Bottas salió triunfante sobre Massa, además de la lucha por posición que se dio entre Kvyat y Ricciardo.

Estos tres equipos marcarán en las siguientes dos o tres carreras, lo más intenso de la lucha por colocarse detrás de Mercedes y Ferrari. ¿Quién iba a pensar que Red Bull, habitual entre los de arriba, acabaría descendiendo de nivel tan rápido? Si no se arreglan con Renault al equipo austríaco se lo comerán Lotus, Force India y hasta... McLaren, en una de esas.

Malasia, un Gran Premio muy emotivo aunque todavía no tan emocionante. ¿Tú qué piensas?

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis
Etiquetas hamilton, verstappen, vettel