El discurso Pérez-Maldonado

Luis Manuel 'Chacho' López nos habla en su columna "OnTrack" de lo sucedido entre Sergio Pérez y Pastor Maldonado en el Gran Premio de Hungría.

Si alguien llegó a pensar que ya estaban instalados en una paz firmada, no. De ninguna manera. Ni Checo quiere a Pastor, ni Maldonado a Pérez y lo demuestran, pero… ¿alguna vez van a parar?

Al parecer nunca, porque su vieja discusión es: argumentos contra cualidades y al espectador le viene a la mente: ¿Quién tiene más de uno y menos del otro?

Pastor argumenta del lado de la paciencia en un incidente que, para él, fue absolutamente de carrera, maniobra de karting en Fórmula 1, porque nadie prohíbe dejar la rueda ahí hasta que otro llegue a enllantarse.

Maldonado, había frenado una turbulencia que lo ha venido revolviendo desde hace años, pero es cierto que su argumento ya dejó de ser cualidad.

Lo que Lotus espera es que Pastor no ‘minimice’ el daño como forma de supervivencia, sino que evite tener que abusar del argumento. Cualquiera de sus pilotos está a un paso de la suspensión por los puntos contra la licencia.

Pérez, eventualmente asistido por la razón, utilizó sus mejores formas para decir que su adversario no tiene defensa alguna. “Pastor no tiene el control”.

Fue un ‘touché’ pero no para que lo escuchen Maldonado ni su equipo, sino para que tenga resonancia en la oficina de los stewards de competencia.

El equivalente a decir que el otro piloto no sabe manejar en condiciones de Gran Premio y que requiere vigilancia permanente. Checo fue lapidario.

Y es tan sólo otro episodio de su guerra privada, seguro vendrán otras carreras, rebases y contactos pero el discurso cambia poco. La historia del enfrentamiento Perez-Maldonado sigue intacta como cuando era en GP2, pero esto ya es F1.

LML

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Hungría
Pista Hungaroring
Pilotos Pastor Maldonado , Sergio Pérez
Equipos Lotus F1 , Sahara Force India F1
Tipo de artículo Blog