Decisión inminente sobre la recarga de combustible

Se espera que los equipos de la Fórmula 1 decidan este fin de semana si seguirán adelante o no con la idea de volver a contar con recarga de combustible para 2017, en medio de un creciente escepticismo sobre su impacto en la mejora de las carreras.

El Grupo de Estrategia de la F1 causó revuelo el mes pasado cuando, como parte de un empujón para mejorar el espectáculo, propuso que regrese la recarga de gasolina.

Sin embargo, luego de charlas iniciales sobre la idea en Mónaco y una detallada evaluación desde entonces sobre lo positivo y lo negativo del asunto, representantes técnicos de los equipos se reunirán nuevamente en Montreal para discutir el tema.

Con información sobre los beneficios y las consecuencias de un regreso habiendo sido cotejadas, deberían estar en condición de decidir si será bueno para la Fórmula 1 considerar seriamente que las carreras vuelvan a tener recarga de combustible.

El regreso debe estar justificado

Motorsport.com puede informar que los jefes de equipo han dejado en claro que, entre preocupaciones de que la recarga de combustible tenga un impacto negativo en las carreras, como lo fue durante la última era en que se utilizó, debe haber una clara evidencia de que será positivo si el cambio será empujado para tener continuidad.

Una sugerencia es encontrar una manera para que la recarga no lleve mucho más tiempo que los actuales dos a tres segundos que ocupa el cambio de neumáticos, para que cargar gasolina no se convierta en el factor limitante en las detenciones.

Los jefes de equipo también quieren evidencia clara de que el peso que se ahorra con el reabastecimiento tenga un gran impacto en las velocidades, tanto en términos de correr un auto más liviano como también en que los pilotos puedan empujar más sobre los neumáticos.

Si la información demuestra que el impacto será mínimo, entonces habrá pocos motivos para seguir adelante.

Falta apoyo

El regreso potencial de la recarga de combustible no ha sido algo popular entre los fanáticos, y tampoco se parece contar con demasiado apoyo por la idea en el pitlane.

Pat Symonds, jefe técnico de Williams, ha dejado en claro que las razones por las cuales lo dejaron de lado la última vez –seguridad, costos y espectáculo- no han cambiado.

"Personalmente estoy en contra del reabastecimiento porque cuando lo quitamos, se hizo bajo razones sólidas", le dijo a Motorsport.com.

"Yo no era gran fanático de ello. Todos hacíamos lo mismo y las superaciones sucedían en los pits. Uno hacía la última detención y luego se conducía hasta el final".

Paddy Lowe, jefe de Mercedes, agregó que el análisis de la información sobre superaciones y una mirada más cercana a cómo evolucionaron las carreras, muestran que la cosas mejoraron cuando el reabastecimiento fue dejado de lado.

"Deshacernos de la recarga de combustible tuvo un impacto sobre el mejoramiento de la superación en pista e introdujo más estrategias", dijo.

El Grupo de Estrategia tendrá la última palabra

Aunque los presentes en la reunión de este fin de semana puedan decidir que la recarga de combustible no debe regresar, la última palabra igualmente será de los jefes de equipos.

El Grupo de Estrategia recibirá un informe completo sobre el asunto, además de un detallado análisis sobre otros cambios para hacer los autos más veloces, antes de tomar su decisión respecto a qué temas elevará a la Comisión de la F1.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas grupo de estrategia