Bianchi: “Nos aprieta las manos, sigue luchando”

Luis Manuel "Chacho" López habla sobre un tema que parecería ser olvidado por el tiempo y las emociones deportivas, pero que sigue como una realidad.

La oleada de buenas actuaciones de Ferrari nos separa momentáneamente de una dura realidad, Jules Bianchi, piloto de la escudería, sigue aferrándose a la vida.

Apenas hace unos días los diarios europeos hicieron resonar conmovedoras declaraciones del padre, Phillipe Bianchi, quien reveló a la prensa francesa: “Nos aprieta las manos, sigue luchando”, y, sí, sus palabras son un ‘electroshock’ a la conciencia.

La familia de Jules se mantiene unida en su hogar, dedicándole plena atención, se alternan en los cuidados su madre, su hermana y su novia quien se mudó de Alemania para seguir la evolución al pie de su cama.

Phillippe agrega: “Cada día corre un maratón. Cuando estábamos en Japón parecía haber muy poca esperanza, el pronóstico era alarmante, hablábamos de al menos un año de espera antes de un eventual traslado a Francia. Pero progresó mucho y, después, en tan sólo siete semanas de haber llegado a casa, Jules logró respirar por sí mismo”.

Pero, la realidad sigue presente, Bianchi informa que: “Desde un punto de vista clínico, su condición es estable, es autónoma, no tiene problemas físicos, todos sus órganos funcionan sin ayuda pero está en un estado de coma, inconsciente.

"En este tipo de trauma, las mejoras son muy lentas. Pero al comparar contra lo que los médicos japoneses dijeron inmediatamente después de la cirugía, la diferencia es ya como el día y la noche”.

Jules está ajeno a un proceso de éxito deportivo en el que merecía participar, buenos resultados de Ferrari, lluvia de esperanza por un futuro muy promisorio, hechos que hoy no hacen mas que contrastar las victorias silenciosas de #JB17. #ForzaJules

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Jules Bianchi
Tipo de artículo Blog