Barcelona: ¿Mejoran las mejoras?

Luis Manuel López expone lo que podría esperarse del fin de semana de la F1 en Cataluña: "el circuito es duro, no perdona, y quienes experimenten más de la cuenta suelen tener complicaciones graves".

Barcelona, expectativas, ‘up grades’ de las escuderías, todo este coctel últimamente nos ha metido en problemas porque las cosas no siempre salen de acuerdo al papel.

El circuito catalán es duro, no perdona, y quienes experimenten más de la cuenta suelen tener complicaciones graves, por ejemplo con ritmo y degradación gracias a la variada combinación de curvas que ofrece la pista de Montmeló que es muy exigente.

Por muchos nuevos componentes que lleguen a los autos, si el trabajo en las plantas no es altamente preciso, tras la visita a Cataluña suelen venir algunas debacles.

Echemos un vistazo a las circunstancias del 2014, cuando creíamos que varias mejoras podrían restablecer un orden más competitivo en el acecho sobre Mercedes.

Era mayo 11, Rosberg marchaba como líder del campeonato con 79 unidades,  cuatro puntos sobre Hamilton 75, el tercero era Alonso con 41 y el cuarto Hulkenberg con 36.

Entre constructores Mercedes estaba 97 puntos por delante de Red Bull, contundente 154 contra 57, pero sorpresivamente Force India era el tercero de la tabla por delante de Ferrari, McLaren y Williams.

Y era lógico sumarse a las buenas expectativas de que llegarían mejoras, ‘Up-Grades’ como se les dice, desde Maranello y Woking principalmente. También había notables esperanzas que la planta de Milton Keynes le diera un ‘boost’ a Red Bull, y que Force India no bajara el paso, etcétera.

Sin embargo, todo quedó en el espejismo de los viernes. McLaren anduvo bien sólo por la mañana mientras los rápidos ‘seteaban’ sus autos, y casi lo mismo con Ferrari.

La calificación abrió una herida pues Alonso dejó su eterno quinto lugar en poder de Grosjean y detrás se alinearon Kimi, el asturiano, y Button a distancias tremendas y Vettel salía muy dañado sin rodar para conservar apenas el sitio 10 de la parilla.

Los Mercedes aceleraron y pusieron a todos en orden, salieron también las explicaciones de que no todas las mejoras habían mejorado.

En el Gran Premio, Ricciardo sostuvo el tercer lugar a más de 40 segundos de las flechas plateadas y Vettel llegó cuarto, tímidamente apareció Williams mejorando notablemente su ritmo de carrera gracias a un nuevo paquete aerodinámico, pero apenas sumando quinto lugar con Bottas.

Barcelona nos habla, en los últimos tiempos, de que los equipos que vienen con impulso de un buen trabajo, lo pueden mantener con desarrollos específicos.

Los que pretenden alcanzar a los punteros, deben tener un verdadero y gran as bajo la manga para aspirar a cosas mejores, miren lo que pasó en Force India en 2014, después de España, comenzó a perderse el empuje.

De modo que si las mejoras mejoran algo en este GP de España que está por venir, no nos extrañe que sea para Mercedes.

Ellos tienen ya dos desarrollos innovadores de alas delanteras desde China, tras el tropezón de Malasia, y deben mantener la inercia, pero lo mismo Ferrari que ha encontrado buenos ajustes para mejorar su balance y si se alinean los astros, no descuiden a Sauber, que está haciendo un buen trabajo. Ojalá que alguien más sea capaz de mejorar sus propias mejoras el siguiente fin de semana.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Blog