Análisis: Williams, aplazado en el curso de ‘pits stops’

Si bien el ritmo de carrera fue suficiente para molestar a los poderosos Mercedes, quizás mejor ejecución y estrategia de parada en pits hubiese dado mejores resultados.

Asombrado y de alguna manera sonrientes quedamos al ver como el lento arrancar de los Mercedes de Hamilton y Rosberg en el Gran Premio de Gran Bretaña 2015 fue aprovechado por ambos Williams; sobre todo del propio Massa, quien con buenos reflejos se quedó con el primer lugar después de varias curvas.

Bottas por poco también se la hace a Hamilton, quien por supuesto sacó esa garra característica y le batalló para arrebatarte el segundo lugar temporalmente, que luego perdió víctima de ahora su impetuoso intento por adelantar a un rápido Massa, yéndose de largo, y que el finlandés aprovechó para colarse, pues donde mas, en el segundo puesto.

Al cabo de varias vueltas y luego de la desaparición del ‘virtual safety car’ el orden arriba era con Felipe, Valtteri, Lewis y Nico, los cuatro muy cerca y con los últimos tres utilizando sus DRS sobre un concentrado Massa.

A veces pienso que fue tan inesperado para Williams encontrarse en tal situación que lucía improbable que la manejaran correctamente.

Sin duda, fue emocionante. Para empezar, por ratos ambos Williams lucían tener ritmo similar a los Mercedes. La pregunta era por cuánto tiempo.

Los problemas empezaron con un Bottas con ganas de adelantar a su compañero a sabiendas de la ventaja del DRS, lo que implicaba que quizás no tenía ritmo para realmente despegarse. 

Ambos lograron aguantar el ritmo de los Mercedes hasta que llegaron esas fatídicas paradas en pits.  Ahí Williams y su ‘pit crew’ están más que reprobados. Fueron más de tres segundos (hasta 3.8) comparados con los 2.5 y pico de ambos Mercedes. 

El problema es que esa lenta –para los estándares- ejecución en pits ha sido constante en el año para Williams, y en lo personal, lo considero intolerable.

Independientemente de las circunstancias del momento, Hamilton acabó saliendo delante de Massa y listo, nada que hacer.

Después llegó la lluvia y peor aún, decidieron tarde –por segundos-  lo que significó una vuelta más tarde que Hamilton, lo que no sólo les costó un segundo lugar, sino el mismo podio, pues Vettel había cambiado antes y se quedó con ese tercer puesto que, sin duda, en términos de ritmo era para Massa, o el mismo Bottas.

Quedó claro, por supuesto, que el FW-37 no se conduce muy bien en mojado, pues Rosberg hizo fiesta con ambos en esas condiciones.

Que desastre pues,  me atrevo a pensar que sin lluvia, con la estrategia y ejecución correcta la victoria no era imposible. 

Lo positivo para sacar, por supuesto, fue el ritmo, saberse en condiciones algo similares tiene que servir de motivación, pero por favor ¡a estudiar y prepararse mejor!

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Gran Bretaña
Pista Silverstone
Pilotos Kimi Raikkonen , Lewis Hamilton , Felipe Massa , Nico Rosberg , Valtteri Bottas
Equipos Mercedes , Scuderia Ferrari , Williams , Sahara Force India F1
Tipo de artículo Comentario