Análisis: ¿Qué hay detrás de los cambios que pide Ecclestone?

Bernie Ecclestone y Max Mosley estuvieron juntos esta semana para una entrevista en la que expresaron su óptica de la actual F1 y también, varios mensajes entre líneas, expone Jonathan Noble.

Como un doble acto, cuando Max Mosley y Bernie Ecclestone estaban en la cima de su poder,  gobernaron la Fórmula 1 con puño de hierro.

Si se decidían por un plan, querían cambios o, incluso, algo mantener algo aunque fuera controversial, juntos realizaban que se necesitaba para hacerlo.

Corre el rumor de que a veces incluso se las notas de prensa ya estaban escritas antes de las reuniones para los cambios de reglas con los equipos.

Trabajaban como uno, el órgano de gobierno (FIA) y el titular de los derechos comerciales de la F1 y  llevaron a los Grandes Premios exactamente donde ellos querían que fueran.

 

Tiempos diferentes

El tiempo ha cambiado, y un nuevo régimen y el nuevo enfoque de la FIA ha abierto una era diferente de la F1,  uno que no ha dejado a todos los involucrados completamente feliz.

Inquietudes a largo plazo sobre los costos, las críticas de los nuevos reglamentos de los motores  híbridos, el peligro de que uno de sus equipos más exitosos se vaya, ha dejado a muchos inquietos.

Así que fue fascinante que esta semana Mosley y Ecclestone volvieran públicamente a los escenarios juntos, cogidos del brazo y con ganas de que el mundo sepa lo infelices que son tanto sobre el estado de la F1.

Pero ¿esto fue simplemente el encuentro de dos viejos amigos o hay una motivación más grande detrás?

 

Replanteamiento total

La entrevista conjunta de Mosley-Ecclestone con el canal ZDF de Alemania produjo un alto impacto.

Se presentaron  reportajes sobre la base de lo que decían, y numerosos enlaces con medios sociales durante el programa de  30 minutos, asegurándose de que su mensaje fuese bien distribuido.

Consistentes en todo,  Ecclestone y Mosley hablaron del estado de la F1 y de cómo creen que puede mejorar.

Hemos sabido por mucho tiempo que Ecclestone odia a los motores turbo híbridos actuales, pero su descontento fue mucho más lejos que eso.

Tanto Ecclestone y Mosley hablaron de que la F1 no entrega el entretenimiento que debería; que es demasiado predecible y  que se ha convertido más de un desafío "ingeniería" en lugar de uno para los pilotos. Los costos también se consideraron fuera de control.

Pidieron una revisión urgente de las reglas y  que los héroes sean de nuevo los pilotos, ya sea a través de nuevos reglamentos o una aplicación más estricta de los artículos que prohíben las ayudas al conductor.

Era el momento de hacer las cosas más emocionantes y hacer la vida más difícil para los pilotos.

Como dijo Ecclestone en un punto: "No hay que olvidar que estamos en el negocio del entretenimiento, por lo que debemos tener reglas que piensen en la audiencia.  Deberíamos preguntarle a los fans ¿qué es lo que no te gusta de la F1 hoy y lo que te gustó de F1 antes? "

 

El malestar  en el poder

A lo largo de la entrevista, los dos hombres no tuvieron miedo de criticar al otro sino no estaban de acuerdo totalmente en algo.

Pero ambos estaban de acuerdo en una cosa: que la forma en que se desarrolla actualmente la presidencia de la FIA, con Jean Todt, está lejos de cómo Mosley lo hizo en el pasado.

Mosley sugirió que no se deben imponer reglas radicales, pero enlistó las consecuencias de lo que pasará si no cambia la visión de Tod a cual desea que sea por consenso.

Todt no tiene miedo de hacer grandes cambios, pero sólo lo hará si todo el mundo está de acuerdo en que es el camino correcto a seguir.

Por otro lado,  en términos de un resultado final, mantener a todos los participantes de la F1 contento con los cambios realizados tiene sentido, pero a veces ¿no se supone que los gobiernos deben tomar decisiones impopulares por el bien común?

Hubo varias referencias a lo largo de la entrevista tanto de Ecclestone y Mosley sobre la necesidad a veces  causar malestar para mejorar las cosas. Y ambos eran abiertos al decir que Todt es un hombre que prefiere evitar dicho conflicto.

La sugerencia de Mosley de una interpretación estricta de las ayudas a los pilotos sabe que no sería popular.

Ecclestone, por su parte, también mencionó que había margen en el marco actual de la Comisión del Grupo  de Estrategia para hacer cambios a largo plazo, pero sólo si él y la FIA estuvieran de acuerdo acerca de dónde se dirigen las cosas y no tenían miedo de enfrentarse a los equipos.

Y mientras incomodar a los equipos nunca le ha causado alguna preocupación a Ecclestone, ese no es un enfoque que Todt siempre haya querido.

 

Los juegos de los dirigentes

En última instancia, el mensaje fue claro: la F1 está en extrema necesidad de grandes cambios, pero alguien tiene que ponerse de pie y hacer que sucedan.

Sin el apoyo de Todt, y un enfoque más desafiante, Ecclestone sabe que él es incapaz de hacer mucho.

Una búsqueda de consenso entre los equipos que tienen diferentes agendas es poco probable que se cumpla siempre. Eso deja a la F1 sólo con la perspectiva de tener cambios superficiales.

Tal vez el mensaje de Ecclestone es una  llamada de auxilio; que su visión para el futuro es de una F1 donde los pilotos son las estrellas y los mejores pueden llegar  fácilmente a la cima.

El logro de este objetivo no va a suceder si vas a pedir a los equipos  su opinión y apoyo, especialmente en un momento en el que Mercedes y Ferrari están creciendo su base de poder en el paddock.

Tal vez lo que Bernie quiere que es un órgano de gobierno para conseguir un poco más de presión a los equipos.

 

Retornar al pasado

De regreso en Rusia, donde Ecclestone se dedicó a tratar de ayudar a Red Bull a superar sus problemas de suministros de  motores, de nuevo sugirió que la  F1 estaba lejos de cómo era cuando Mosley estaba en el poder.

"Hace diez años las cosas eran un poco diferentes en general", dijo.

¿Está frustrado? Sí ¿Está seguro de lo que quiere? No.

Así que dejar que el mundo sepa que él y Mosley siguen cerca,  sin duda actúa como una especie de llamada de atención para aquellos que piensan que Ecclestone ya no ostenta el poder que una vez tuvo.

Va a ser fascinante ver cómo se traza su camino de aquí en adelante y cómo, con o sin el apoyo de Todt, tratar de conseguir lo que quiere.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Tipo de artículo Análisis