Análisis: Ferrari halló la forma de vencer a Mercedes

Sebastian Vettel y Ferrari fueron la fuerza dominante en la Fórmula 1 este fin de semana en Singapur, mientras que Mercedes sorpresivamente falló en el intento de siquiera subir al podio.

La Fórmula 1 de Singapur vivió un momento de sorpresa cuando la pista resultó ser inadecuada para Mercedes, y los campeones del mundo se encontraron únicamente con el tercer coche más rápido en la competencia.

Nadie predijo que la carrera sería una pelea entre Ferrari y Red Bull - los dos equipos que ahora se supone hablan de una asociación en 2016 - y sin embargo, eso es exactamente lo que vimos: cuatro coches por delante de los dos Mercedes dando unaperspectiva diferente para el domingo por la noche.

Al final nos dieron una buena carrera. La tercera victoria de la temporada para Sebastian Vettel y Ferrari fue un resultado popular, y el alemán ganó por apenas 1.4 segundos sobre Daniel Ricciardo.

Aun teniendo en eso, y el hecho de que dos coches de seguridad le quitaron ventaja a Vettel anteriormente, Ricciardo nunca estuvo realmente en condiciones de luchar por la victoria.


Comienzo vertiginoso de Vettel

Dado que obtuvo tantos triunfos con Red Bull tomando la pole y el control de la carrera desde la parte delantera, no fue una sorpresa ver a Vettel con control de la situación. Su primera vuelta de la carrera fue extraordinaria, ya que terminó con tres segundos de ventaja sobre Ricciardo.

Y desde allí se deslizó rápidamente la brecha a 5.2s y 5.3s, un margen que le daba tranquilidad y era más que suficiente para asegurarse que podía permanecer al frente, Incluso si Ricciardo apretaba.

Entonces empezó a caer de nuevo, aunque en pequeños segmentos. La razón obvia era que los neumáticos de Vettel estaban más gastados y eso era lo que Ricciardo esperaba.

Entonces se dio la colisión entre Massa y Hulkenberg, lo que provocó la salida de un coche de seguridad y fue que los bólidos se amontonaron en los pits.

"Uno conduce un poco hacia lo desconocido, así que era trataba de poner una brecha", dijo Vettel. "Me sorprendió al arranque poner cinco segundos inmediatamente de diferencia.

"Entonces aflojamos; probablemente me estaba yendo a lo más fácil, lo que permitió a Daniel ponerse más cerca al final. Obviamente pude tener un poco más de margen sin el coche de seguridad".

"Creo que Seb experimentó un poco hoy", dijo Ricciardo. "Al inicio de la carrera se acaba despegó mucho y luego me acerqué. Creo que si no era por el coche de seguridad, habría conseguido acercarme con las paradas en pits.

"Era obvio que Seb estaba empujando muy duro al principio para romper cualquier estrategia. Luego, estábamos empezando a reponernos gracias su desgaste de los neumáticos.

"Así que cuando vi el coche de seguridad que salió, estaba un poco frustrado, yo sabía que había una parada más en la carrera, así que sabía que había una oportunidad más para ganar terreno".

Las paradas se hicieron. Vettel logró sumar tres segundos más a su ventaja anterior, con lo que de nuevo se puso a seis, pero con la segunda entrada del safety car perdió esa brecha.

Sólo para añadir drama, los dos pilotos Mercedes pasaron de usar el compuesto súper suave a suave para la tanda intermedia, dejándolos con la posibilidad de ser más rápidos al final. Eso le dio a los pilotos enemigos algo más en qué pensar.

Mientras tanto, Ricciardo se sintió confiado de que podría hacer que sus neumáticos cerraran la brecha en la segunda parada. Por desgracia, una vez más el coche de seguridad intervino, esta vez por la más extraña de las razones.

"Seb aprendió un poco de la primera parada y comenzó mejor con el segundo stint y entonces se separó", explicó el australiano.

El intruso que afectó a Ricciardo

El coche de seguridad provocado por el invasor a la pista le costó más a Ricciardom, pues de repente se cortó cualquier oportunidad de presionar a Vettel.

"Sin más paradas y sin Ricciardo con opciones de entrar más en estrategia, , ya sólo tuve que concentrarme en el rendimiento de la la gasolina", agregó Seb.

El resto de la competencia se resolvió ya sin tantos sobresaltos en la punta. Luego se dio el abandono de Lewis Hamilton, los problemas de los McLaren y hasta el altercado entre Jenson Button y Maldonado. 

Sin embargo, nada de eso pudo opacar el camino de Ferrari a una noche brillante en Singapur.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Evento GP de Singapur
Pista Singapore Street Circuit
Equipos Mercedes , Scuderia Ferrari , Red Bull Racing
Tipo de artículo Análisis