Alonso recuerda parte de su accidente

McLaren reconoce que el accidente pudo deberse a un fallo mecánico y anuncia oficialmente que el piloto español entrará en acción en el GP de Malasia

La escudería McLaren ha reconocido por primera ocasión que el extraño accidente sufrido por el español en Barcelona pudo deberse a un fallo mecánico del MP4-30.

Alonso ha empezado a recordar algunos detalles del momento fatídico de aquel 22 de febrero, cuando su monoplaza se estrelló inexplicablemente contra el muro durante unos ensayos de pretemporada en el Circuito de Barcelona. Según ha revelado el equipo McLaren, el piloto recuerda que la dirección estaba algo dura antes del accidente.

Aunque, según McLaren, no había "nada evidente en los abundantes datos de la telemetría del coche, ni nada anormal en las subsiguientes reconstrucciones ni en los tests de laboratorio, Fernando recuerda que la dirección se puso pesada antes del accidente", ha expresado McLaren a través de un comunicado. "En consecuencia", añade el comunicado, "el equipo ha incorporado al coche un sensor adicional para aumentar la captación de datos".

Es la primera explicación con cierta credibilidad que aporta McLaren, empeñado hasta ahora en desmentir cualquier fallo en el monoplaza como causa probable del accidente.

 

Confirman reaparición

El equipo McLaren confirmó la reaparición, este fin de semana, del español Fernando Alonso en el Gran Premio de Malasia, segundo del Mundial 2015 de Fórmula 1, tras perderse el arranque de la temporada en Australia a consecuencia de su accidente, un mes antes, en los ensayos de Barcelona.

"McLaren-Honda se complace en anunciar, a expensas de la definitiva valoración médica de la FIA el próximo jueves 25 en el circuito de Sepang, que Fernando Alonso regresará a la cabina de su MP430 para el Gran Premio de Malasia, este fin de semana", informa la escudería británica en un comunicado.

McLaren recuerda que desde su accidente en Barcelona, "Fernando ha seguido un riguroso y especializado programa de entrenamiento, diseñado y estrechamente monitorizado por los mejores científicos deportivos para asegurar su seguridad y su oportuno regreso a las carreras".

Alonso trabajó la semana pasada junto a sus ingenieros y practicó con el simulador en el Centro de Tecnología de McLaren para ponerse al día en las novedades del chasis y la unidad de potencia del MP4-30. "Como parte de ese proceso, estuvo con sus ingenieros hablando del accidente y analizando los datos, que han sido compartidos con la FIA".

Aunque, según McLaren, no había "nada evidente en los abundantes datos de la telemetría del coche, ni nada anormal en las subsiguientes reconstrucciones ni en los test de laboratorio, Fernando recuerda una especie de dirección pesada antes del accidente, y en consecuencia el equipo ha incorporado al coche un sensor adicional para aumentar la captación de datos".

"Fernando está deseando regresar al coche y hacer una contribución sustancial a nuestros esfuerzos colectivos con Honda para acelerar el necesario progreso en nuestro rendimiento en pista", concluye el comunicado de McLaren.

Alonso se sometió este domingo a unas pruebas médicas en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido. El último requisito médico que le queda por superar a Alonso será el jueves, ya en el circuito de Sepang.

Uno de los test será una prueba bajo la supervisión del delegado médico de la FIA, el francés Jean-Charles Piette. El otro será un examen de evacuación del habitáculo del monoplaza.

En ésta última, el piloto, equipado con la vestimenta completa de competición, debe ser capaz de desabrocharse el arnés de seguridad y retirar el volante en cinco segundos, y posteriormente abandonar el coche y devolver el volante a su posición. Todo ello en un total de diez segundos.

Fernando Alonso no pudo competir en la primera prueba de 2015, disputada en Melbourne (Australia), por recomendación médica tras el accidente sufrido en el circuito de Barcelona-Cataluña el pasado 22 de febrero.

Pese a que el piloto español estaba en perfectas condiciones, como explicó McLaren, se le recomendó que era mejor no participar por los peligros que podría acarrear sufrir una nueva conmoción. Fue sustituido en Melbourne por el danés Kevin Magnussen, que tuvo que abandonar por problemas mecánicos cuando se dirigía a la parrilla de salida.

El accidente de Alonso se produjo en la salida de la curva 3 del circuito de Montmeló al impactar contra el muro a unos 150 kms/h. El piloto asturiano perdió la consciencia durante algún tiempo, circunstancia que activó el protocolo de seguridad y, tras pasar por la clínica del circuito, fue evacuado en helicóptero al Hospital General de Cataluña, donde permaneció ingresado tres noches.

Fernando Alonso regresa en 2015 al equipo McLaren, en el que ya estuvo en 2007. Lleva un mes si subirse al MP4-30.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Pilotos Fernando Alonso , Kevin Magnussen
Equipos McLaren F1
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas alonso, mclaren