A Red Bull no le interesa poner un tope al costo de los motores

Christian Horner, jefe de Red Bull, ha minimizado la intención del Grupo de Estrategia de la Fórmula 1 de poner un tope al precio de los motores para la próxima temporada.

La iniciativa llega justo cuando Red Bull está por entrar en delicadas negociaciones con Ferrari para contar con motores italianos tanto para RBR como para su equipo hermano, Toro Rosso.

Un precio menor, y por lo tanto menos ingresos, podrían tener un impacto en la voluntad de Maranello en agregar dos equipos más a su base de clientes.

Sin embargo, Horner dejó en claro que Red Bull estaría dispuesto a pagar lo que sea necesario para asegurarse el mejor servicio posible, diciéndole a Motorsport.com: "No le estoy prestando demasiada atención a eso, ¿qué es lo que se define en un acuerdo de motores?

"Al final del día se definirá por las fuerzas del mercado y el precio del mercado. ¿Se trata simplemente de ocho motores y un par de mecánicos o de tiempo en el dinamómetro y desarrollo? ¿Y qué nivel de apoyo?

“Uno puede decidir si volar en clase económica o en primera clase, y depende de cada equipo decidir dónde quiere colocarse”.

La Comisión de la F1 está lista para votar a finales de mes un plan para poner un tope a los precios de los motores en 12 millones de euros para las especificaciones actuales y ocho millones para unidades de potencia del año anterior.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series F1
Equipos Red Bull Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas horner